¿Qué son las casitas de los espíritus?

En todos los hoteles en los que se aloje durante su estancia en Tailandia encontrará algo parecido a casitas de muñecas, normalmente en el jardín de la entrada.

En su interior hallará pequeñas figuritas, algo de comida y bebida, y algunas guirnaldas.
En realidad las hay por todas partes: organismos oficiales, monasterios, casas particulares, etc.
En este vídeo le explicamos su significado a partir de referencias familiares para los viajeros occidentales.

Puede seguir leyendo, pero le recomendamos ver el vídeo a continuación.

Houses of spirits PRINCIPAL 1.jpg
Houses of spirits SMALL 1.jpg
Houses of spirits SMALL 2.jpg
Houses of spirits SMALL 3.jpg

Desde su primer día en Tailandia va a ver  algo parecido a casitas de muñecas en los patios de las casas, en los hoteles y también en muchos organismos oficiales. Si pregunta por ellas le contarán que es el lugar en el que residen los espíritus locales o los de sus propios antepasados, a los que ofrecen comida, bebida y regalos.  Y si bien es cierto, se trata de una explicación demasiado simple. 
Para entender su significado es necesario conocer un poco mejor qué es el animismo.

Vivimos en un mundo que es regular y repetitivo, al mismo tiempo que imprevisible y caótico. Muchas veces resulta acogedor y siempre está lleno de peligros para los seres vivos que lo habitan. 
Desde muy pronto, los distintos grupos humanos sobre la tierra trataron de comprender cómo y por qué suceden las cosas, y controlarlas si eso fuera posible.

Houses of spirits PRINCIPAL 2.jpg

En la tradición judeocristiana, por ejemplo, la respuesta contempla la existencia de un dios todopoderoso que creó el universo y dentro de él al ser humano como una categoría especial de ser vivo, el único a su imagen y semejanza. Durante siglos todo lo que ocurría o dejaba de ocurrir, lo que las cosas eran o debían ser, estaba relacionado con esta forma de pensar, con la voluntad divina.

Los grupos animistas también se preguntan por cómo es el mundo, los seres que lo habitan y las fuerzas que lo mueven. En este aspecto se parecen mucho a todos nosotros, si bien su respuesta es muy distinta.

Houses of spirits PRINCIPAL 3.jpg

Para empezar no hay un dios creador como el que reina en Occidente, ni el ser humano ocupa una categoría tan privilegiada en la naturaleza, es uno más entre todos. 

Entre sus creencias destaca la existencia de otro tipo de seres que carecen de cuerpo físico, es decir, que -como mucha gente- piensan que hay más de lo que nuestros ojos y oídos alcanzan a percibir.  Ellos los llaman espíritus
Estos seres también influyen en los acontecimientos de la vida diaria y hay que sobrellevar su existencia, saber manejarlos para evitar que hagan daño y, hasta donde nos sea posible, convencerles de que nos ayuden.

Houses of spirits PRINCIPAL 4.jpg

Algunos de ellos son especialmente influyentes, como ocurre con los espíritus de los antepasados, a los que se debe recordar y honrar. Por este motivo construyen los altares y las casitas que ahora llaman nuestra atención.
Y por supuesto no confían en que ningún espíritu salga a devorar la comida o tomar el, como tampoco nosotros esperamos que nuestros muertos salgan a oler las flores que depositamos sobre sus lápidas, en señal de cariño y de respeto.

Houses of spirits PRINCIPAL 5.jpg

Quizá te interese