Por qué aparecen ahora seres mitológicos

¿Quiénes son estas criaturas míticas representadas en lugares tan sagrados como el Gran Palacio? ¿Es solo un juego para niños o con fines decorativos? Obviamente no.

Olvídelo si puede o siga leyendo!

Los verá en lugares históricos destacados y en espacios religiosos. Su valor es simbólico y a menudo tienen una apariencia feroz, incluso aterradora, que está relacionada con la historia sagrada de los tailandeses.
La respuesta corta es que provienen del bosque Himaphan, en algún lugar del Himalaya, y ahora están aquí para protegernos ¿Pero de qué?

Desde el comienzo de los tiempos, los seres humanos aprendieron que el juego de la vida se juega en dos tableros diferentes, el mundo físico y el espiritual, como dos partidos de ajedrez simultáneos.

Necesitamos aliados y guardianes de ambos lados porque están vinculados, lo que sucede en un lado afecta al otro y los enemigos también acechan allí, incluso en los lugares más sagrados, como el Gran Palacio.

Dos opciones, puede seguir leyendo o se lo podemos contar a través del vídeo que encontrará a continuación.

Mythical beings PRINCIPAL 1.jpg

Lo sagrado y lo profano no sólo delimitan el espacio y el significado de lo que nos rodea. 
También hay una historia profana, la que relata y explica los acontecimientos de los que tenemos noticias directas, y una historia sagrada, que hemos heredado de nuestros antepasados.

Pues bien, para introducirnos en la historia sagrada vamos a fijar nuestra atención en los seres mitológicos que encontraremos en muchos recintos sagrados de Tailandia.
Por ejemplo, el famoso Kinnara, mitad hombre, mitad ave y su amada Kinnaris o los gigantes Yaksha, guardianes del templo en el Gran Palacio.

Todos ellos pertenecen a un periodo anterior ya cerrado, en el que se fraguó lo que hoy es el mundo, el hombre y el orden natural que afecta a ambos.
Aquel tiempo primordial no se regía por las reglas vigentes en la tierra actual y todo era posible, como seres vivos mitad mujer y mitad pájaro o seres que pasaban de humanos a animales cuando querían.
En aquel tiempo de ensueño había pocas restricciones y abundancia de todo. 

También eran frecuentes los héroes míticos y los dioses estaban especialmente activos. Aún hoy sufrimos las consecuencias de los dramas que se sucedieron entonces y de la forma en que se resolvieron.
Un periodo esencial al que se refieren las historias sagradas de innumerables pueblos primitivos.

Mythical beings PRINCIPAL 2.jpg

Para entender por qué aparecen ahora estos seres mitológicos propios del tiempo primordial resulta útil echar la vista atrás y recordar que los primeros humanos procedentes del linaje al que todos nosotros pertenecemos partieron de África y alcanzaron la India hace 50.000 años. Antepasados que ya entonces disponían de un pensamiento mágico-religioso.

A partir de aquí, los habitantes de la India fueron evolucionando en sus creencias. Con sus dioses, sus héroes y sus seres mitológicos.

Mythical beings PRINCIPAL 3.jpg

El resultado, después de cientos de generaciones, es el universo cultural hindú que en la actualidad se extiende por todo el subcontinente Indio y en el que prendió la llama que aún hoy alimenta el budismo en todo el sudeste asiático.

Formas de pensar sobre el mundo y la existencia en las que nunca llegaron a extinguirse ni los espíritus ni los seres mitológicos.  Esta es la razón por la que ahora nos encontramos con sus descendientes, Kinnara y los gigantes Yaksha.

Mythical beings PRINCIPAL 4.jpg

Estos guardianes de aspecto temible, tienen ahora el encargo de custodiar el recinto sagrado del Gran Palacio, con el propósito de evitar que entren malos espíritus o seres potencialmente nocivos.

Compartimos un único origen con ellos y nuestros mundos están vinculados para siempre, así que ... es mejor llevarse bien ¿o no?                                    

 

Relacionados con este tema puede que le interesen Lo sagrado y lo profano y Cómo opera lo sagrado            

Mythical beings PRINCIPAL 5.jpg

Quizá te interese