Clima de Tailandia

El clima es siempre una de las variables que se contemplan en el momento de planificar el viaje a un país lejano, como probablemente sea el caso de Tailandia.
Este país tiene un clima tropical condicionado por la actividad cíclica de los monzones, que, en general, determina tres estaciones distintas. 
La más propicia para visitarla como turistas es la estación seca hasta el final del suave invierno, desde noviembre a febrero, si bien resulta atractiva todo el año, adaptando el viaje a las condiciones de las fechas elegidas.

El vídeo disponible más abajo describe las características generales del clima, una alternativa a continuar leyendo.

Climate PRINCIPAL 1.jpg

Tailandia tiene un clima tropical marcado por la actividad de los monzones. Vientos que durante el verano del hemisferio norte soplan del sur y producen fuertes lluvias debido a la humedad que arrastran desde el mar, mientras que en el invierno soplan del norte, desde tierra adentro y, por lo tanto, son secos.
Esto es una regla general y en el clima influyen más factores, con un gran margen de variabilidad de un año a otro.

En pocas palabras podemos decir que en Tailandia hay tres estaciones
Un corto, cálido y seco verano de tres meses: marzo, abril y mayo.
Le sigue la estación de las lluvias, que dura cuatro meses: junio, julio, agosto y septiembre.
Y, por último, la estación seca, más fresca, transcurre en los cinco meses que restan, desde octubre a febrero. 
Suave y soleada, desde el punto de vista turístico es la temporada alta. 

El mes octubre marca el cambio, las temperaturas agradables y una menor probabilidad de lluvias atrae a más turistas, aunque en buena lógica también suben los precios de los servicios que estos demandan.

Climate PRINCIPAL 2.jpg

Si decide ir en la primavera del hemisferio norte o su correspondiente otoño del sur, es decir, en marzo, abril o mayo, tiene que diseñar un itinerario y organizar las visitas de manera que compense el intenso calor en lo posible. La ropa holgada y de algodón.

Pero si retrasa el viaje unos meses deberá cambiar los planes. 
Por ejemplo, un francés que aproveche sus vacaciones de verano o un australiano que haga lo propio en invierno, tienen que pensar que es muy probable que el pronóstico meteorológico anuncie frecuentes días con lluvia, que pueden ser tormentas de unas horas, pero que hay que tener en cuenta. 

De todas formas, la mayor disponibilidad de los servicios turísticos hace innecesario reservar los alojamientos hasta unos pocos días antes, lo que significa que hay cierto margen para esquivar el mal tiempo. Además, es más barato.

A partir de aquí todo es posible y depende de la suerte que le toque.


La temperatura media global del país es de 28ºC, un tipo de información no demasiado útil. Las variaciones de latitud, altitud y la proximidad del mar o las montañas crean microclimas muy variados, deberá por lo tanto buscar información más precisa sobre los destinos que baraja visitar.

Climate PRINCIPAL 3.jpg

Climate PRINCIPAL 4.jpg

Quizá te interese