Tribu Lisu, celebración del año nuevo

La tribu de los Lisu es uno de los grupos minoritarios de Tailandia más populares, debido a su presencia en lugares muy transitados por los turistas como es Khaosan Road en Bangkok o el Night Bazaar en Chiang Mai.

Los Lisu mantienen sus creencias animistas y, por lo tanto, las tradiciones siguen vinculadas al mundo de los espíritus. En este capítulo vamos a visitar uno de sus poblados, para asistir a una interesante ceremonia en el templo del espíritu guardián

Puede seguir leyendo, pero le recomendamos que no se pierdas el video, es mucho más apetecible en este momento.

Lisu Ceremony PRINCIPAL 1.jpg
Lisu Ceremony SMALL 1.jpg
Lisu Ceremony SMALL 2.jpg
Lisu Ceremony SMALL 3.jpg

El vídeo muestra una ceremonia Lisu con ocasión de la entrada en el nuevo año según el calendario chino. Transcurre junto al altar del espíritu guardián del poblado.
Se trata de uno de los espíritus más importantes para la comunidad y se le propicia con el objetivo de calmar sus ánimos y obtener protección, entre otras cosas. El de este poblado se llama Ápamu.

La relación con estos seres es siempre de intercambio, razón por la que si quieren solicitar su protección tendrán que ofrecerle algo a cambio. Las gallinas y los cerdos son una opción habitual. De hecho estos últimos se crían en buena medida con el fin de sacrificarlos en ceremonias de distinto tipo.
En cuanto a la bebida, el agua es siempre bien aceptada por el espíritu, a partir de aquí se le consulta qué le gustaría beber.

Lisu Ceremony PRINCIPAL 2.jpg

Un sacerdote será el responsable de conducir esta relación a lo largo del año. 
En esta ocasión ocurre que hay uno nuevo y corresponde entonces realizar una ceremonia con el conjunto de los hombres del poblado por la que se traza un vínculo simbólico con todos ellos. 

Las pulseras elaboradas con hilo sagrado suelen representar el alma y cuando se atan a la muñeca se consolida la unión con el individuo al que pertenece. En algunos pueblos se realiza este ritual con los familiares de un recién fallecido. Se atan unas pulseras de hilo sagrado en sus propias muñecas, con objeto de fortalecerles en esos momentos de inquietud e incertidumbre.

Asistir a este tipo de ceremonias es posible pero no fácil. El grupo de viajeros tiene que ser muy reducido y contar con la confianza de los jefes de la comunidad, por lo menos. 

Lisu Ceremony PRINCIPAL 3.jpg

Este pueblo ha sido tradicionalmente buen cazador, dentro del bosque, y por ese motivo la manera escogida para sacrificar al marrano cuenta con el útil tradicional, la lanza. El cerdo no tiene mucho que hacer, en unos minutos le atravesarán el corazón.

Los Lisu provienen de China, donde reside la comunidad más numerosa, seguida por la que radica en Myanmar y esta que reside en el norte de Tailandia, con algo más de 30.000 almas. Sus antepasados han venido inmigrando a lo largo de los últimos 150 años

Les gusta instalarse en las tierras altas, donde hay bosques y cerca de la fuentes de agua,  pero no junto a las fuentes de agua, por temor a los espíritus que residen en estas. 

Lisu Ceremony PRINCIPAL 4.jpg

Las villas tienen entre 20 y 60 casas. 
Cada tribu se divide en clanes y no puede haber matrimonios surgidos de parejas de un mismo clan, lo que se consideraría un incesto.

Los Lisu no disponen de lengua escrita, una circunstancia de enorme trascendencia. Piense, por ejemplo, que las leyes que rigen la convivencia o la propiedad de los bienes no quedan registradas en ningún soporte, más allá de la memoria. Por lo tanto, quien tiene la autoridad cuenta con un protagonismo extraordinario en los asuntos de la comunidad, muy superior a quienes deben, en otros pueblos y tribus, ajustarse a la tradición que fijan los textos.

Por la noche la celebración se hace extensiva al conjunto de la comunidad, en una fiesta comunal en la que todos juegan, bailan, observan y comentan, bajo un par de tubos fluorescentes y al ritmo de un tenue hilo de música.

Lisu Ceremony PRINCIPAL 5.jpg

Quizá te interese