Ayutthaya, antigua capital del Reino de Siam

Esta ciudad fue durante 417 años la capital del Reino de Siam, tomando el relevo a Sukhothai. Un periodo brillante de su historia asentado en el cultivo del arroz y el comercio.

La ubicación estratégica de la ciudad y la construcción de canales de drenaje en su interior la hacían casi inexpugnable. La monarquía junto con el budismo Theravada contribuyeron a prolongar este periodo de estabilidad y esplendor. 

Ayutthaya se encuentra a 76 kilómetros de Bangkok.
Como referencia de su extensión, la distancia entre el río Pasak en el este y el río Chao Phraya en el oeste es de aproximadamente 4 km.

Para desplazarse por el centro histórico puede alquilar una motocicleta o contratar un tuk-tuk. Si se decide por la bicicleta debe tener en cuenta que el tráfico es en ocasiones denso y también que si el día es húmedo y caluroso conviene madrugar.

Los monumentos que consideramos más interesantes son:                                      

» Wat Maha That
» Wat Yai Chai Mongkol
» Wat Phanan Choen
» Wat Phra Si Sanphet
» Vihan Mongkhon Bophit
» Wat Chaiwatthanaram
» Wat Lokkayasutharam
» Wat Maheyong

La ciudad fue fundada en 1.350 por el primer rey de la dinastía U-Thong, que se hacía llamar Rey Ramathibodi.

A principios del siglo XIV, había dos enclaves importantes al sur de Sukhothai, Lavo y Suphannaphum, que se encontraban a ambos lados del río Chao Phraya.
El aumento de la población y el comercio marítimo llevó a los gobernadores locales a establecer una nueva ciudad cerca del océano como punto de encuentro de la red de vías fluviales de la región.

Dos opciones, puede seguir leyendo o podemos contarselo en el video disponible a continuación.

Ayutthaya PRINCIPAL 1.jpg
Ayutthaya SMALL 1.jpg
Ayutthaya SMALL 2.jpg
Ayutthaya SMALL 3.jpg

Fotos de arriba: Wat Yai Chai Mongkol

Los tres ríos que la delimitan, Lopburi, Pasak y Chao Phraya, hacen de ella una isla con una ubicación realmente estratégica.  En la época de lluvias las tierras que la rodean se inundan, lo que incrementa la fertilidad de sus campos de arroz e impide los asedios prolongados de sus enemigos. 

Así que el Rey Naresuan el grande cambió su nombre inicial  Ayodhya, capital del rey Rama, héroe del Ramayana, por el de Ayutthaya, la ciudad invencible.
A partir del siglo XIV su prosperidad la convertiría en el nuevo eje del poder político en la región. 

Este reino fue considerado por los viajeros asiáticos y europeos como  uno de los más ricos y progresistas del planeta. Después de 400 años y 33 reyes de 7 dinastías diferentes, en 1767, el ejército birmano derrotó a los defensores de la ciudad, ocasionando una enorme tragedia humana y un golpe irreversible en su patrimonio cultural.

Ayutthaya PRINCIPAL 2.jpg
Ayutthaya SMALL 4.jpg
Ayutthaya SMALL 5.jpg
Ayutthaya SMALL 6.jpg

Fotos pequeñas arriba: Bang Pa-In Summer Palace y Wat Phra Si Sanphet

En la visita a la antigua capital del reino de Siam hay que tener presente que  la ciudad quedó devastada, de manera que lo que ahora vamos a encontrar son fundamentalmente los cimientos de multitud de edificios nobles junto a estupas y prangs restaurados e imágenes de Buda

Para apreciar lo que llegó ser cuando arribaron los portugueses y otras delegaciones de potencias contemporáneas, podemos imaginar cientos de pequeñas naves navegando junto a los galeones europeos, atracados en los muelles de la ciudad,  y multitud de complejos reales y de carácter religioso en todo su esplendor, tal y como hoy podemos ver en el Gran Palacio y el Wat Pho, en Bangkok.

En este periodo se consolidó el budismo como religión nacional. Muchos de sus monarcas fueron ardientes seguidores del budismo Theravada, construyendo monasterios y extendiendo estas creencias por todo el país. 

Ayutthaya PRINCIPAL 3.jpg
Ayutthaya SMALL 7.jpg
Ayutthaya SMALL 8.jpg
Ayutthaya SMALL 9.jpg

Foto grande arriba: Wat Maha That
Fotos pequeñas: Wat Maha That, Wat Maha That y Wat Lokkayasutharam

Del estilo artístico de este periodo podemos destacar los chedis campaniformes de inspiración cingalesa y la construcción de prangs.

Nuestra propuesta para visitar esta ciudad incluye dos templos singulares por su papel en la historia de Ayutthaya, aunque en ruinas. Otros dos templos en los que el fervor religioso que aún hoy despiertan les proporciona una gran vitalidad y, finalmente, un templo de los muchos que son menos frecuentados, pero por los que merece la pena dejarse caer para respirar la atmósfera histórica del lugar y hacerse permeable a la espiritualidad que desprenden.

El templo más importante, construido en el siglo XIV por orden del monarca Borommarachathirat I, es el Wat Maha That, centro religioso y simbólico del universo. Fue también la residencia del Patriarca  budista o Shangaraja y se encontraron reliquias de Buda en el interior de una estupa.

La monarquía fue durante siglos un factor de cohesión, siendo el rey líder supremo, político y administrativo, un ser sagrado centro espiritual de la ciudad, e igualmente estuvo en el origen de su decadencia. Tras un periodo de estabilidad y orden, los conflictos por la sucesión entre las distintas facciones terminaron por debilitar el reino y propiciar la derrota frente a los birmanos.

Es muy conocida la cabeza de Buda atrapada entre las raíces de uno de sus árboles, resultado quizá de un intento de robo frustrado o simplemente del paso del tiempo cuando la ciudad quedó sumida en las ruinas.

Ayutthaya PRINCIPAL 4.jpg
Ayutthaya SMALL 10.jpg
Ayutthaya SMALL 11.jpg
Ayutthaya SMALL 12.jpg

Foto grande arriba: Wat Phanan Choen
Fotos pequeñas: Wat Maheyong

El monasterio Sisanpetch fue construido en el siglo XV en un lugar que previamente había formado parte de la residencia real, modificando entonces su uso, en adelante como área monástica. No residía ninguna comunidad de monjes y su uso se circunscribía a  las ceremonias reales con objeto de hacer méritos. 
Sus estupas guardan reliquias de varios reyes e incluso se cree que también de Buda.

Al sur de la ciudad, junto al río Pasak, se encuentra el Wat Phanan Choeng un templo que precede a la fundación de la ciudad, puesto que se construyó en 1324.  En su interior se encuentra una de las imágenes más bellas y veneradas de Buda, con una altura de algo más de 14 metros. 
Cuenta la leyenda que de sus ojos brotaron lágrimas el día de la debacle de la capital. 
Los chinos llaman a la imagen Sum Poh Kong, que significa 'buena suerte en la navegación' y su interés por este templo se debe a que se cree que su estatua fue parcialmente restaurada por su famoso compatriota Zheng He.

El Wat Yai Chai Mongkol, situado en el sureste de la ciudad, fue construido por el Rey U-Tong a mediados del siglo XIV para el uso de una comunidad de monjes, a su vuelta de un viaje de estudios a Ceylán. Posteriormente, el Rey Naresuan añadió una gran estupa en conmemoración de su victoria sobre el ejército birmano. 
Mide algo más de 62 metros y se construyó con 28.144 toneladas de ladrillos.

Resulta curioso que a lo largo de su historia acudieran príncipes y reyes en varias ocasiones, con la intención de adivinar su suerte o comprobar si el futuro resultaba propicio para sus planes. 
El resultado de estas acciones se prolonga hasta nuestros días, de manera que muchos tais acuden a este templo con objeto de anticipar su suerte futura.

El monasteriode Maheyong fue construido entre los siglos XIV y XV, sin que haya un acuerdo entre los expertos sobre su origen. Su estupa principal adopta la forma de campana y a su antiguo vihan acuden los budistas a practicar la meditación, un lugar de culto que debe visitarse en silencio para no romper su atmósfera serena y acogedora.

La proximidad de Ayutthaya a Bangkok facilita su inclusión en los itinerarios turísticos que parten de esta última, incluso puede visitarse en el día. 

Foto abajo: Vihan Mongkhon Bophit (junto a Wat Phra Si Sanphet)

Ayutthaya PRINCIPAL 5.jpg

Quizá te interese