El tren de la muerte en Kanchanaburi

En esta ciudad, puede revivir uno de los episodios más dramáticos de la Segunda Guerra Mundial que tuvo lugar lejos de los principales frentes de guerra.

La construcción de una línea ferroviaria por los japoneses que cruzaría Tailandia a Myanmar, construida con mano de obra local y prisioneros de guerra, fue la causa de una enorme tragedia humana.

Se ha restaurado un tramo del ferrocarril y, aparte de recordar el evento, también ofrece la oportunidad de disfrutar de espléndidas vistas del paisaje natural alrededor de la estación de Tham Krasae.

Si se siente perezoso en este momento, déjenos contarselo todo a través del siguiente video, si no, puede seguir leyendo ;-)

Death Railway PRINCIPAL 1.jpg
Death Railway SMALL 1.jpg
Death Railway SMALL 2.jpg
Death Railway SMALL 3.jpg

Tailandia no tomó parte de manera directa en la Segunda Guerra Mundial, a pesar de ello, en su territorio se produjo uno de los episodios más duros fuera de los frentes.
Los planes estratégicos de Japón pasaban por la invasión de la India británica y para hacerlo posible era necesario disponer de una vía rápida por la que transportar tropas y suministros.

Death Railway PRINCIPAL 2.jpg
Death Railway SMALL 4.jpg
Death Railway SMALL 5.jpg
Death Railway SMALL 6.jpg

Escogieron para ello un trazado que atravesaría Tailandia para alcanzar Birmania, hoy Myanmar, y cruzarla hasta el mar de Andamán.

La construcción del ferrocarril con miles de prisioneros de guerra del ejército aliado y trabajadores asiáticos fue una imponente obra de ingeniería y una tarea dramática, como así queda reflejado en este cementerio de Kanchanaburi, punto de partida de la visita al 'ferrocarril de la muerte'.

Death Railway PRINCIPAL 3.jpg

En esta ciudad, al oeste de Bangkok, queda la huella de aquel trágico proyecto.

La visita es muy interesante porque el propio cementerio y el museo dedicado al terrible proyecto del ferrocarril permiten recordar aquella trágica guerra desde un punto de vista muy humano, poner nombres a quienes perdieron la vida defendiendo la causa de la libertad, así como advertir la enorme magnitud de la obra.

Death Railway PRINCIPAL 4.jpg

El ferrocarril ha sido restaurado en uno de sus tramos, que ahora es posible recorrer durante varias horas hasta llegar de vuelta a Kanchanaburi. 

Antes de entrar en la ciudad, final de trayecto, se atraviesa el puente sobre el río Kwai, el mismo que inspiró la conocida película protagonizada por William Holden en 1957, si bien no se rodó en Tailandia.

Una visita con un tono distinto a cualquier otra que se suaviza con los magníficos paisajes que disfrutará desde el tren.

Death Railway PRINCIPAL 5.jpg

Quizá te interese