Santuario Erawan, Bangkok

La devoción que muchos tailandeses profesan por los dioses hindúes se manifiesta en los pequeños santuarios que salpican las calles de Bangkok. Uno de los más famosos es éste de Erawan dedicado a  Brahma, dios de la creación.
Su interés no sólo está en presenciar la manera en la que los habitantes de la ciudad expresan su fe, también es interesante el entorno en el que se ubica y la mezcla que se produce entre tradición y modernidad

Ahora puede seguir leyendo o podemos contárselo en el siguiente vídeo.                   

                                             

El centro de Bangkok está salpicado de santuarios dedicados a los dioses hindúes, muchos de ellos congregan a su alrededor numerosos devotos todos los días.
Así, podemos ver a Vishnu a hombros de su montura Garuda o a Indra, el dios de la tormenta, el relámpago y la atmósfera, situado en el siguiente escalón por debajo de Brahma, Shiva y Visnhu. Su montura es el elefante blanco Airavata.

Son pequeños altares auspiciados por empresas tanto públicas como privadas, propietarias de los recintos en los que éstos se ubican.

BKK Erawan PRINCIPAL 1.jpg

El que ahora nos interesa pertenece al 'Grand Hyatt Erawan Hotel' y se encuentra en la esquina de las calles Ratchadamri Road y Polen Chit Road, en el distrito de Pathum Wan. Una zona céntrica y comercial de la ciudad.

Es el templo dedicado a Brahma, dios de la creación del universo y del hombre. Una divinidad que, sin embargo, en la India se representa con mucha menos frecuencia que otros dioses como Vishnu o Ganesha. Y, por lo tanto, también es uno de los que menos devotos tiene en ese país.

Se representa a través de una figura con una cabeza de cuatro caras y los objetos que sostiene con sus manos representan una cualidad o un elemento, como la vasija que contiene el agua con la que Brahma inició la creación o las escrituras sagradas.

BKK Erawan PRINCIPAL 2.jpg

Su construcción se llevó a cabo en 1956 con objeto de neutralizar el mal karma que arrastraba el antiguo hotel Erawan.  Influencias negativas que  provocaron graves incidentes desde el principio de su edificación. Finalmente fue demolido para levantar el actual, en 1987.

El lugar en el que se encuentra el templo es un buen ejemplo del eclecticismo propio de la postmodernidad, donde todo tiene cabida y todo se mezcla, mercado, riqueza, tecnología, fe y religión.

BKK Erawan PRINCIPAL 3.jpg

BKK Erawan PRINCIPAL 4.jpg

Quizá te interese